Baños de Microcemento

Microcemento para Baños y Aseos

Revestimiento de Microcemento en Baños, Aseos y Duchas

¿Sabías que el cuarto de baño es la estancia de la vivienda que más desfasada se queda con el paso de los años?

Si quieres renovar tu aseo deberás de realizar una obra. Todo ello supone un gasto que en ocasiones no puede asumirse. Sin embargo, hay otras opciones más económicas y más sencillas como el microcemento.

Si deseas cambiar tu cuarto de baño de una manera sencilla, económica y fácil, la mejor solución es aplicar microcemento en el baño.

Una de las ventajas que tiene este revestimiento continuo, es que es antideslizante, muy resistente e impermeable. Lo que hace que sea un material ideal para los baños, tanto en el suelo, paredes, techos, etc. También puede utilizarse en los platos de ducha, lavabos o cualquier tipo de mueble.

Además, al ser un revestimiento continuo, no tiene juntas de dilatación, por lo que la suciedad no se queda incrustada en ellas. Su limpieza es sencilla, basta con un paño húmedo con jabón neutro. No se recomienda el uso de agentes corrosivos como la lejía o el salfumán para un correcto mantenimiento.

Con el microcemento podemos revestir los azulejos de las paredes de nuestro cuarto de baño y el suelo sin tener que retirarlos. De esta manera podremos reducir el impacto de las obras, reduciendo las molestias y el polvo, así como tiempo y dinero en la ejecución de la misma.

También podemos aplicar el microcemento en bañeras, duchas, pilas, muebles, etc.

Puedes ver algunos ejemplos de baños con microcemento en nuestra galería de imágenes.